domingo, 31 de agosto de 2008

La Justicia siempre llega tarde en SAP

http://www.correoandalucia.com/noticia.asp?idnoticia=4424170094091100098093424170

El Correo de Andalucía /18/08/2008

El decano del Colegio oficial de Psicólogos de Madrid, Fernando Chacón, opina que el debate sobre el SAP es “completamente estéril". “La controversia –dice– viene alimentada más por intereses de grupos y asociaciones de padres y madres separados, que por criterios científicos.
La polémica está más llena de descalificaciones que de argumentos científicos". Lo fundamental para este psicólogo es preguntarse si existen padres o madres que manipulan a sus hijos e hijas “para predisponerles en contra de su otro progenitor y, en última instancia, para que se nieguen a verles", y si ello tiene efectos negativos sobre el bienestar de los niños. “Como decía Hipócrates, no existen enfermedades sino enfermos", recuerda.
El síndrome “existe, independientemente de como se le nombre", argumenta el juez José Luis González, para quien “poner soluciones desde la Justicia es muy complejo. La Justicia –se lamenta– siempre llega tarde”, si bien recalca la creciente sensibilidad de los jueces hacia el problema. “Cada vez son más frecuentes –indica el juez– los cambios en la guarda y custodia de los hijos" por denuncias de padres o madres que ven cómo se incumple el régimen de visitas u otras condiciones del divorcio.
“Si la Justicia actuara con más agilidad, cuando se tiene constancia de un caso de alienación, las cosas serían más sencillas", dice el secretario general del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, José Anto-nio Luengo.

Los hijos son utilizados por los padres divorciados para hacer daño a sus ex

http://www.correoandalucia.com/noticia.asp?idnoticia=4424170094091100098092424170

El Correo de Andalucía /18/08/2008

Hay quien niega su existencia y quienes, al margen de siglas y definiciones –“llámese como se quiera”, repiten–, no dudan en considerar el Síndrome de Alienación Parental (SAP) como una realidad perversa y peligrosa que envenena a los hijos de algunos padres divorciados.
Fue el estadounidense Richard Gardner quien, en 1985, habló por vez primera del SAP, “una alteración” –decía entonces este psiquiatra– que “surge casi exclusivamente durante las disputas por la custodia de un hijo" en un proceso de divorcio. Su primera manifestación, según Richard Gardner, “es una campaña de denigración contra un progenitor por parte de los hijos, campaña que no tiene justificación", resultado de “la combinación de una programación (lavado de cerebro) de un progenitor y en la que el niño contribuye con sus propias aportaciones, dirigidas al progenitor objetivo de la alienación".
Un fenómeno, en los casos más graves, “destructivo para los niños y las familias, pudiendo ser irreversible en sus efectos", destaca la psicóloga asturiana Asunción Tejedor Huerta, que no tiene la más mínima duda: “el síndrome es una realidad, le pese a quien le pese", manifiesta.
José Manuel Aguilar, también psicólogo y autor del primer libro sobre el SAP editado en España, lo define como “un trastorno que se produce cuando un padre transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor".
El resultado es una mutilación emocional que Asunción Tejedor observa como una forma más de maltrato infantil, “de ahí la necesidad de su inclusión como delito en el Código Penal", destaca. “Es el legislador el que lo tiene que decidir", apostilla José Luis González, magistrado de familia en Madrid, quien habla también de maltrato. 130.000 divorcios.
En 2007, según datos del Consejo General del Poder Judicial, se registraron en España 130.840 divorcios –más de 50.000 sin mutuo acuerdo–, mientras que las separaciones sumaron 10.210. Sólo en la Comunidad de Madrid, cada 20 minutos se rompe un matrimonio, apunta José Antonio Luengo, secretario general del Defensor del Menor, además de psicólogo. En el 90% de las sentencias de divorcio, destaca Juan Luis Rubio, presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados, el juez otorga la guarda y custodia de los hijos a la madre, “de ahí –comenta– que los padres sigamos siendo los más afectados por una situación en la que las víctimas principales son los hijos". no lo admiten.
Juan Luis Rubio, presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados, denuncia que la campaña del “lobby feminista" en contra del SAP esconde otros intereses, como su rechazo frontal a la custodia compartida “y el temor a la pérdida de subvenciones y prebendas", remarca este padre.

El lavado de cerebro de nuestros hijos. Redes en la 2.

http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

Interesantísimo programa que demuestra que el lavado de cerebro existe, lo que tiene un gran valor de cara a demostrar lo que ocurre en España con el SAP.

Como sabéis el Lorente Acosta dijo que estas cosas no existían y le hicieron Delegado del Gobierno para asuntos de violencia de género. Escribir libros politicos con apariencia de científicos a favor de las tesis fundamentalistas de género tiene premio. Com sabéis también un grupo de científicos, cuyo prestigio ha sido reconocido por la Audiencia Provincial de Vizcaya, y entre las que se encuentra una prestigiosa psicóloga capaz de ver sospechas de abusos sexuales donde no las hay, y que ha costado a muchos padres dejar de ver a sus hijos. Este documental demuestra lo contrario.

Este documento demuestra lo que en nombre del feminismo, la Administración Española, está haciendo con nuestros hijos. El libro que recoge este paradigmo en los niños, es children held hostage, lo que completa la ruta de maltrato, aunque como supongo sabréis, en un estado totalitario, sirve de poco tener razón, así que no seais demasiado optimistas. Eso sí, podréis afinar mejor vuestra estrategia psico-legal.

Como es lógico, nada dice en la introducción hispana sobre el lavado de cerebro a los niños, y sí el que se produce en la violencia doméstica: es el tributo que hay que pagar. Pero en el pecado llevan la penitencia, pues lo dicho vale también para el SAP, aunque ni se nombre. El nexo de unión ya lo conocéis: children held hostage. La parte introductoria coseña de televisión española, no la recojo, aunque el que quiera puede verla aquí:

Lo importante es que menciona alguna de las claves:

1.- Publicidad y propaganda: frente a las muertes de mujeres en manos de su pareja, un absoluto silencio del de hombres a manos de sus parejas.

2.- Educación, como lo que pretenden con Educación para la Ciudadanía.

3.- Habla de la sugestionabilidad, a lo que hay que recordar la máxima sugestionabilidad a la que está expuesta un hijo frente a su progenitor, sobretodo cuando intenta no perderle.

4.- Señala la doctora que el aislamiento, al que por ejemplo somete el juez a nuestros hijos, con la custodia monoparental, y no digamos cuando hay denuncias falsas de abusos sexuales .... Aquí tenéis una prueba más de cómo se sugestiona a un menor para que diga que ha sido abusado sexualmente, y cómo contribuye a ello las medidas "cautelares" de separar padre e hijo , que el juez toma mientras los papeles se le pudren en el despacho, y que al padre se le hace eterno. Al que quiera consuelo, puede pensar como una abogada femista de IU: así los culpables tienen lo que se merecen. Lo malo es que lo no culpables también tienen lo mismo, pues estamos ante algo cautelar. Luego a seso le sumamos el CBCA ..... y ¡ya está!

5.- Reconoce el caracer político del lavado de cerebro, y da una clave para distinguir la formación del lavado de cerebro: ¿qué interés se persigue?. Si es el del individuo, estamos ante formación, si lo que se persigue es su docilidad ... estamos ante el lavado de cerebro.

6.- Otra característica que diferencia el lavado de cerebro de lo que no lo es, es el pensamiento crítico, algo tan ausente en los niños que sufren SAP ....

7.- La obediencia a la autoridad, sentirse libres del sentimiento de culpa, como el que ocurre cuando el otro fomenta en el hijo la alienación contra el padre alienado ... son claves que vienen tratadas en el documental.

8.- Un interesantísimo resultado es la crueldad con la que se puede mostrar las 2/3 partes de la población por acatar la autoridad. Así que cuando tengáis un lance con vuestro hijo, porque veáis crueldad .... pensad que puede ser el resultado de un acatamiento doctrinario del manipulador, y no os vengáis abajo, al menos del todo.

9.- Señala como antídoto la distancia emocional como cómplice, distancia que los jueces consiguen alejando al padre de sus hijos.

10.- Los jóvenes son fácilmente manipulables y susceptibles a un buen lavado de cerebro. Esto parece que lo saben bien.

Este es el documento word de la entrevista, el enlace original y lo que decíamos antes.

Aquí teneis la joya de videos de YouTube.

http://www.youtube.com/watch?v=B2tb_28CevA&eurl=http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

http://www.youtube.com/watch?v=i8V_xIOQeP4&eurl=http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

http://www.youtube.com/watch?v=BjESa82M3AM&eurl=http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

http://www.youtube.com/watch?v=5D-y6icBtpA&eurl=http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

http://www.youtube.com/watch?v=E7y1UCVwtX4&eurl=http://www.secuestro-emocional.org/main/lCerebroKT.html

sábado, 30 de agosto de 2008

Síndrome de Alienación Parental: El odio como arma arrojadiza

http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008080300_9_162911__Sociedad-Sindrome-Alienacion-Parental-odio-como-arma-arrojadiza

Domingo 03 de agosto de 2008

Hay quien niega su existencia y quienes, al margen de siglas y definiciones -"llámese como se quiera", repiten-, no dudan en considerar el Síndrome de Alienación Parental (SAP) como una realidad perversa y peligrosa que envenena a los hijos de algunos padres divorciados.

EFE, Fue el estadounidense Richard Gardner quien, en 1985, habló por vez primera del SAP, "una alteración -decía entonces este psiquiatra- que surge casi exclusivamente durante las disputas por la custodia de un hijo" en un proceso de divorcio. Su primera manifestación, según Gardner, "es una campaña de denigración contra un progenitor por parte de los hijos, campaña que no tiene justificación", resultado de "la combinación de una programación (lavado de cerebro) de un progenitor y en la que el niño contribuye con sus propias aportaciones, dirigidas al progenitor objetivo de la alienación". Un fenómeno, en los casos más graves, "destructivo para los niños y las familias, pudiendo ser irreversible en sus efectos", destaca la psicóloga asturiana Asunción Tejedor Huerta, que no tiene la más mínima duda: "el síndrome es una realidad, le pese a quien le pese", dijo a Efe. José Manuel Aguilar, también psicólogo y autor del primer libro sobre el SAP editado en España, lo define como "un trastorno que se produce cuando un padre transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor". El resultado es una mutilación emocional que Asunción Tejedor observa como una forma más de maltrato infantil, "de ahí la necesidad de su inclusión como delito en el Código Penal", destaca. "Es el legislador el que lo tiene que decidir", apostilla José Luis González, juez de familia en Madrid, quien habla también de maltrato.

SOBRE EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL (SAP)

http://blogs.hoy.es/-igual-da-/2008/8/20/sobre-sindrome-alienacion-parental-sap-

ACERCA DE CÓMO ALGUNOS PROGENITORES MANTIENEN A SUS HIJOS COMO REHENES Y LOS “PROGRAMAN” PARA QUE ACABEN ODIANDO AL OTRO PROGENITOR

No es mucha la bibliografía existente en lengua castellana acerca del Síndrome de Alienación Parental (SAP para abreviar) en Internet se pueden acceder a traducciones diversas de textos principalmente angloamericanos. En castellano hemos logrado encontrar una tesis doctoral: “Estudio Descriptivo del Síndrome de Alienación Parental en los procesos de separación y divorcio, diseño y aplicación de un programa piloto de Mediación Familiar”, su autor es Ignacio Bolaños Cartujo, Psicólogo Forense en los juzgados de Barcelona, con más de 15 años de experiencia. Este estudio desgraciadamente ha pasado desapercibido entre los profesionales de la Psicología, los trabajadores sociales, y entre todos aquellos que trabajan en el ámbito judicial y particularmente en el referente al derecho de familia, y por lo que hemos logrado averiguar es casi un completo desconocido en Extremadura.

En noviembre de 2004 se dio a conocer un estudio elaborado por expertos de los juzgados de familia de Cataluña acerca del Síndrome de Alienación Parental y su incidencia en los procesos de separación y divorcio. Este informe recibió el primer premio de las Segones Jornades de Psicología Jurídica organizadas por la Universitat de Barcelona. Una de las principales conclusiones a la que llega el estudio es la de que el 73% de los progenitores alienados son padres de entre 36 y 45 años, ya que por “tradición legal y cultural” la custodia de los hijos se otorga mayoritariamente a las madres. El perfil de quien provoca la alienación, corresponde a mujeres con edades entre 35 y 45 años para obstaculizar la relación paterno-filial usando para ello “estrategias de alarma social” con implicaciones legales. Un 61,4% de los progenitores que promueven alienación obstaculizan de manera directa el contacto de los padres (o madres) con sus hijos.

Otro dato no menos relevante es que en los casos analizados, el grado de incumplimiento del “régimen de visitas” por parte del progenitor alienador es superior al 70%, y que las medidas judiciales emprendidas acaban resultando ineficaces. En lo que se refiere a niños afectados, el SAP suele estar presente preferentemente en menores de entre 10 y 12 años, es decir, en la etapa de mayor capacidad de pensamiento independiente y presencia de emociones polarizadas e intensas. Tampoco tiene desperdicio la conclusión de que la “instancia judicial” acaba convirtiéndose en un elemento más del síndrome y por tanto colaborador necesario para que el progenitor alienador prosiga y refuerce la manipulación sobre los hijos, colaboración y apoyo de los que el progenitor alienador es perfectamente consciente.

Una de las medidas que se proponen, es la intervención de profesionales especializados desde el primer momento de las separaciones para evitar por todos los medios esta manera de maltrato institucional a la infancia.

¿Qué es el Síndrome de Alienación Parental?

“La Alienación Parental es un proceso mediante el cual un hijo es programado para conseguir que acabe odiando a uno de sus padres. Cuando el síndrome se acaba instalando en el menor, éste acaba actuando de forma autónoma y contribuye por su cuenta a la campaña de denigración del padre alienado”. (GARDNER)

El Síndrome de Alienación Parental fue descrito en 1985 en los EEUU por el Dr. Richard Gardner, experimentado psiquiatra infantil y forense, profesor de la Universidad de Columbia-Nueva York. Generalmente, y sobre todo en los casos de SAP severo, suele ir acompañado de denuncias falsas por abuso sexual sobre menores, de negligencia, de maltrato físico y psíquico, e incluso de falsas denuncias de maltrato marital, y más aún: el progenitor alienador acaba en algunos casos acusando al progenitor alienado de estar practicando el SAP para intentar confundir, complicar, dilatar y enredar todavía más el proceso…

Factores Identificadores del SAP.

Dependiendo de la gravedad del SAP, un menor puede que se alíe con el progenitor alienador en una campaña de denigración contra el progenitor “diana”, con una participación activa del propio hijo. Las “racionalizaciones” para despreciar y rechazar al progenitor diana son generalmente débiles, frívolas, triviales y absurdas. El hijo afirma que la decisión de rechazar al progenitor alienado es suya propia, que nadie le ha influido. El hijo no mostrará remordimiento por sus sentimientos hacia el progenitor odiado. Se darán también “escenificaciones prestadas”, los relatos del niño son referentes a situaciones y asuntos de adultos y son expresados con vocabulario adulto, obviamente inculcados por el progenitor alienador. La animosidad se extiende a toda la familia extensa del progenitor alienado y cuantas personas guarden relación con el mismo...

Este tipo de actuaciones es ya un instrumento muy usado para ganar la custodia en España. Una madre que obstruye o interrumpe la comunicación y las estancias con el otro progenitor incurre en delito de desobediencia, y podría ser sancionada. No hay precedentes de que esto llegue a ocurrir nunca en nuestro país, el juzgado dirá que esta medida no beneficiaría al niño... Para evitar problemas, la madre dirá que “El chico no quiere ver a su padre”. Un funcionario del Juzgado (del Gabinete Técnico Psico-social, por ejemplo) entrevistará al hijo e informará que él ha confirmado que no quiere ver al padre. Los deseos del chico serán tomados en consideración y se pararán las visitas. La madre estará salvada, el juzgado dispondrá de una “coartada legal”. El padre perderá probablemente el contacto durante muchos años, hasta que el chico sea lo suficientemente mayor para ser independiente de la madre.

¿Cómo tratar el Síndrome de Alienación Parental?

La única salvación para el hijo es el cambio de custodia. El carácter definitivo de esta medida habrá de depender del comportamiento del progenitor alienador. Esta medida deberá ir acompañada de un tratamiento psicológico, en el que habrá que tener en cuenta posiblemente la falta de colaboración del hijo o incluso su negativa total a ello. Si el traslado de los hijos con el progenitor alienado fuera difícil o especialmente complicado, se puede considerar un programa de transición, que incluya también una nueva residencia igualmente de transición, todo ello por supuesto supervisado por los tribunales y personal experto.

A la vez que todo lo anterior, el tribunal debe advertir al progenitor alienador de que toda clase de obstrucción o boicot al tratamiento y al régimen de visitas, será puesto en conocimiento del juez e inmediatamente sancionado.

El lugar de transición puede ser la casa de un amigo, de algún conocido de la familia, e incluso una casa de acogida.

El progenitor alienador retomará el contacto con el hijo cuando haya total seguridad de que no hay riesgo alguno de reprogramación o de que la acción alienadora se reanude. Esto se hará con visitas breves y controladas.

- Para saber más: “S.A.P. HIJOS MANIPULADOS POR UN CÓNYUGE PARA ODIAR AL OTRO”, José Manuel Aguilar Cuenca, Edit. Almuzara. 2004

Madres y el SAP

http://www.diariobahiadecadiz.com/portileercartadirector.htm

M. Carme desde Barcelona (08-08-2008)

Ante todo, como bien se puede deducir por mi nombre, decir que soy mujer y también madre. Yo también estoy separada y siempre he intentado velar por el bienestar de mis hijos. Y jamás he intentado expoliar a mi ex en beneficio propio. Y mis hijos siempre han sido libres de ver o estar con su padre o con su madre con total libertad. Soy autosuficiente económicamente, aunque sea a pesar de trabajar muchas horas y me llena de satisfacción comprobar que puedo tirar adelante por mí misma.
Me cuesta muchísimo comprender como buena parte de mujeres separadas sólo viven pensando en cómo perjudicar a su ex sin importarles el daño que están haciendo a sus propios hijos, a quienes afirman querer tanto y se autodenominan las "mejores madres del mundo".
¿Cómo han podido olvidar que el hecho de que esos hijos están en este mundo ha sido posible gracias a la colaboración del padre?.
¿Acaso piensan que el padre quiere a sus hijos menos que ellas?:
¿Cómo pueden entorpecer y privar un normal régimen de visitas entre el padre y sus hijos?
¿No se dan cuenta de que les están robando la infancia a sus propios hijos, los cuales necesitan también de la figura paterna para su correcto desarrollo como personas?
¿Se han parado a pensar que mientras ellas hacen lo todo lo posible para dejar sin apenas recursos económicos a su ex, lo que consiguen es que el mismo casi no pueda darles a sus propios hijos lo imprescindible?.
¿Que muchos de ellos no pueden vivir con su padre en su propia casa porqué a éste no le queda lo necesario?
Veo a diario como esas "buenas" madres intentan sacar el máximo de pensión posible y no basándose en las necesidades de los hijos que siguen siendo las mismas que tenían antes de la separación, sino en un desmesurado deseo de sacarle lo máximo posible. Y así vemos como las madres a partir de la separación pueden premiar a sus hijos con viajes a EuroDisney, Disneyworld y sitios parecidos, cuando constante matrimonio habría sido impensable que la familia se lo pudiera permitir.
También vemos casos en los que la madre deja sin vacaciones a sus propios hijos con la lágrima de que no pueden permitírselo, que no tienen dinero, etc., y cuando "colocan" a sus hijos con el padre salen de viaje con sus amigas.Lo que acaso ignoran es que esos niños, pequeños ahora, crecerán. Y con ellos crecerá la capacidad de pensar por sí mismos y la memoria de lo vivido y a las cosas que el infundado rencor, el egoísmo y la avaricia de sus madres se han visto obligados a renunciar.Yo las insto a reflexionar ahora para que, en un futuro no muy lejano, cuando miren a los ojos a esos mismos hijos que ellas han utilizado como moneda de cambio para sus viles propósitos, no consigan apenas ver amor en sus miradas.