domingo, 26 de agosto de 2007

Uno de cada cinco niños con custodias conflictivas sufre alienación parental

La Generalitat participará en un proyecto europeo para estudiar este trastorno. En un tercio de los litigios analizados media la violencia de género.

M. C. S./ALICANTE

LAS CIFRAS
Expedientes: los cuatro puntos de encuentro familiar de Alicante han tramitado durante el 2007 un total de 135 expedientes,:
- 80: Supervisión de custodias
- 20: Por visitas tuteladas
- 35 Para la interacción de los progenitores.
Custodias:
85 %: Las madres
14 %: Los padres
1 %: Restante, abuelos, hermanos u otros familiares.
Violencia: en 69 de los expedientes había orden de alejamiento.

Uno de cada cinco niños cuya custodia se encuentra bajo disputa judicial por parte de los padres padece el llamado síndrome de alejamiento o alienación parental.
Se trata, según los expertos, de un trastorno cuya principal manifestación es la campaña injustificada de denigración del niño hacia el progenitor o el rechazo al mismo debido a la influencia del otro. El porcentaje de menores afectados por dicho síndrome fue facilitado ayer por el conseller de Justicia y Administraciones Públicas, Fernando de Rosa, quien alertó de que este fenómeno está «avanzando».
Según dijo, «más del 20 por ciento» de los pequeños en situación de custodia por decisión judicial ya lo sufre, aunque matizó que ése no es un dato objetivo sino que se extrae a partir de las conversaciones con los jueces de familia.
Al presentar el balance de actuaciones llevadas a cabo en el primer semestre del año en los diez puntos de encuentro familiar (PEF) gestionados por la Generalitat, el conseller recordó que los derechos de los menores deben ser garantizados. «Hay que evitar que los niños se conviertan en moneda de presión en momentos de crisis de la pareja porque tiene graves consecuencias psíquicas y sociales para ellos», aseguró.
Fruto de la preocupación del Consell por el avance de dicho síndrome (no todos los intentos paternos de manipulación de los hijos pueden ser considerados como tal), la Comunidad Valenciana participará con Alemania, Francia, Italia, Estonia y Portugal en el proyecto europeo DAFNE, que en breve se presentará en Bruselas y que pretende estudiar la incidencia real de este fenómeno para combatirlo.
De Rosa se centró en su comparecencia en los PEF, que en el conjunto de la Comunidad tramitó 340 expedientes de los que 191 se habían iniciado durante el 2006. El conseller anunció que creará cuatro puntos más en la provincia de Alicante, en concreto en Dénia, Benidorm, Torrevieja y Villena, los cuales se sumarán a los de la capital, Elche, San Vicente del Raspeig y Alcoi.
Además, el Consell promoverá esta legislatura una ley autonómica para regular la relación de estos organismos con la Administración de Justicia, así como para «garantizar su permanencia», añadió. En datos globales, desde su creación, los PEF existentes en Alicante han tramitado 135 expedientes, de los que 88 casos corresponden al situado en Elche.
A escala autonómica, un 46 por ciento de esos expedientes responde a la supervisión de entregas y recogidas de menores en el punto debido a problemas entre los padres o a que existe una orden de alejamiento entre ellos, lo que ocurre en un tercio de estos casos.
Más del 32 por ciento se debe a las visitas tuteladas, que se realizan bajo estricta vigilancia de un profesional del PEF, y más del 21 por ciento a intervenciones de especialistas en psicosociología, que establecen pautas de interacción y tratan de modificar conductas para posibilitar una adecuada relación paterno-filial.
En un 85 por ciento de los 340 expedientes tramitados por la Generalitat la custodia recaía sobre la madre, en un 14 en el padre y en un 1 por ciento en los abuelos u otros familiares.
Por otra parte, más del 86 por ciento de los niños objeto de disputa tiene entre 0 y 10 años. En ese grupo, predominan casi en la misma proporción, un 29 por ciento, los pequeños de entre cuatro y seis años y los que tienen entre siete y diez, mientras que los más jóvenes, en algunos casos bebés, son más del 24 por ciento.Para el conseller, es un dato significativo, pues da una idea de lo cada vez más pronto que se rompen las parejas y relaciones sentimentales entre personas pese a tener hijos.

No hay comentarios: