domingo, 12 de agosto de 2007

CONSECUENCIAS DEL SAP SOBRE LOS NIÑOS Y SOBRE EL PADRE ALIENADO

Dr. Douglas Darnall.

Los efectos del SAP sobre los niños y sobre el padre alejado o alienado pueden ser catalogados como una forma de maltrato o abuso psicológico y emocional.
Los niños, no así el padre alejado, están totalmente indefensos para ayudarse a sí mismos. Sólo les queda esperar que los adultos resuelvan el problema para liberarlos de esta pesadilla. Si la intervención no se produce, el niño queda abandonado y crecerá con pensamientos disfuncionales. No es cuestión únicamente de que el niño podría no llegar a establecer jamás una relación positiva con el padre alejado, sino que sus propios procesos de pensamiento han sido interrumpidos y coaccionados hacia patrones patológicos. Está ampliamente aceptado que los patrones de maltrato o abuso físico no pueden ser desarraigados hasta que el sujeto no realiza una elección consciente, así encontraremos que los patrones de abuso emocional y psicológico se transmitirán también de generación en generación.
La terapia con niños víctimas de Alienación Parental severa es muy a menudo imposible mientras continúen viviendo en el hogar de la alienadora ("lavadora de cerebros"). "Hay un vínculo psicológico de naturaleza patológica entre los niños y la madre (el progenitor "lavador de cerebros") que no cambiará a través de la terapia en tanto que los niños permanezcan en su hogar"
Tuvimos la oportunidad de entrevistar a cientos de niños después de que el cambio de entorno tuviera lugar, pudiendo citar el siguiente testimonio de un niño como una buena muestra de los otros:
"Nunca hubiera hecho el esfuerzo para estar más tiempo con mi madre si el Juez no hubiera hecho que esto sucediera y si tú no lo hubieras sugerido. Ahora que lo hice, he conocido a mi madre. Ella es una persona mucho más maravillosa de lo que nunca hubiera creído, y yo me di cuenta de que yo podría haber crecido sin haberla conocido a ella y a sus creencias sobre la vida. Ha sido muy importante, y quiero agradecértelo (extiende su mano para estrecharla). También he aprendido que yo no lo sé todo y que debo ser muy precavido, en el futuro, con las opiniones absolutas."
(Estos comentarios fueron hechos por un adolescente de 17 años después de un año aproximadamente de reconciliación con su madre)
Para los padres que, literalmente, han perdido a sus hijos en los casos más severos del PAS, sus hijos han muerto. El padre llora por la pérdida de seres queridos. Sin la intervención de los tribunales el padre alienado no tiene ninguna oportunidad, pero sigue amando, desde la distancia, a sus hijos. El padre alejado compara su pesar a la producida por la muerte de un hijo. La única esperanza para el padre alejado es que un día, alguien, sea capaz de acercarse a su hijo y explicarle lo patológico de lo sucedido y que el niño, voluntariamente, comience a reconstruir una relación con su padre perdido.
Lavado de cerebro, programación, manipulación, cualquier término con el cual quiera ser llamado este proceso, es destructivo para el niño y para el padre alienado. Ninguno de los dos será capaz de llevar una vida normal y saludable a menos que el maltrato sea interrumpido.
Estos tipos de comportamientos han sido ya suficientemente protegidos por el sistema judicial. ¿No ha llegado ya el tiempo de cambiar esta situación?

3 comentarios:

rosalia dijo...

Realmente es así, la sensación es como si, en mi caso, mi hijo hubiera muerto. Ha desaparecido de mi vida de golpe. Es muy duro decir esto. Se puede vivir así? No me queda otra, tengo dos hijos más conmigo y pido a Dios que los proteja del SAP. He luchado mucho contra esto, pero ahora sé que estoy totalmente fuera de su vida; no tengo hijo, ni él tiene madre porque en mi caso, el alienador es el padre. Aveces pienso que tal vez cuando sea mayor, piense por sí mismo y recuerde su niñez conmigo, esos momentos buenos, que recuerde y valore lo que hice para sacarlos adelante sola. Otras veces,creo que eso nunca va a suceder. El dolor del alma, del corazón, es continuo, he de vivir con ello. He leido mucho sobre el SAP y no tengo esperanza alguna de recuperar emocionalmente a mi hijo. He leido que las consecuencias pueden ser muy graves, si hay una continua tensión para recuperarlo, hablo del suicidio. Y como quiero a mi hijo , como madre suya que soy, desde el más profundo dolor, a dia de hoy digo que antes que mi hijo corra este riesgo, prefiero que siga viviendo con su padre, si es lo que él realmente quiere, aunque piense que mama no es buena, porque fué programado como tantos niños, por su padre y demás familia. Me gustaria saber si álguien en mi caso ha recuperado a su hijo de esta pesadilla. Mi nombre es Rosa y os dejo mi correo electrónico para que , por favor me ayudeis en esto. rosavi_40@hotmail.com Gracias.

alberto dijo...

El llenarle la cabeza a los hijos contra el padre, es la receta perfecta para que los niños en el futuro dan asesinos seriales.

alberto dijo...

El llenarle la cabeza a los hijos contra el padre, es la receta perfecta para que los niños en el futuro dan asesinos seriales.